Valorar un piso en Madrid: ¿por qué no inflar el precio?

Valorar un piso en Madrid: ¿por qué no inflar el precio?

En los últimos años, los particulares que desean vender su piso en Madrid están utilizando diferentes herramientas para valorar sus pisos. Se trata del AVM, modelos de valoración automatizada. Esta utilidad jamás puede sustituir a una valoración profesional de un piso en Madrid.

Principalmente porque el valor que muestran estas herramientas es totalmente estimativo, no tienen en cuenta particularidades, puesto que su resultado es determinado por datos homogéneos de grupos de viviendas concretos.

En consecuencia, los resultados obtenidos pueden estar por encima del valor efectivo del inmueble sobre el que se consulta.

Riesgos de una inadecuada valoración inmobiliaria de un piso en Madrid

La realidad de la dinámica inmobiliaria de Madrid es mucho más heterogénea de lo que nos pueden trasmitir estas herramientas basadas en el big data. El uso de los resultados obtenidos debe ser un mero valor estimativo para partir con una idea aproximada, pero el consejo final del precio de partida que se fijará es fundamental confiárselo a una inmobiliaria en Madrid.

El principal problema al establecer un precio de venta inflado, basándose solo en estos modelos automáticos, vendría determinado por un plazo de venta mucho más dilatado. Al no corresponderse con el precio particular que cada inmueble posee en realidad, la reticencia de los compradores e inversores ralentizaría la operación.

Por otro lado, si se utilizan datos de precios de zonas concretas en las que el valor de los inmuebles es más elevado y se trasladan a zonas más económicas, el riesgo de generar una nueva burbuja que dificulte el acceso a la vivienda sería notable.

La realidad de la transacción inmobiliaria en Madrid nos dice que hay una considerable diferencia entre el precio de salida y el precio de venta final en algunas zonas. Según los expertos consultados, la brecha estaría sobre el -27 %. Datos que nos deben hacer reflexionar acerca de una mejor optimización de los modelos automáticos y una mayor confianza en profesionales de la venta que estén al tanto de la realidad al vender un piso en Madrid.

Una mayor consciencia de la realidad frente a la especulación

Un mercado excesivamente especulativo puede funcionar en determinadas ocasiones, pero no puede mantenerse en el tiempo. Por otro lado, existe el riesgo de que una inflada de precios, teniendo en cuenta datos de zonas caras y querer trasladarlos a la periferia o zonas más económicas, provoque una excesiva deuda en los compradores, lo que traerá problemas de acceso a la vivienda y parón del mercado a medio plazo.

Se abren dos principales frentes en este aspecto.

– Una optimización de los sistemas automatizados. Sacar un mayor provecho de las infinitas posibilidades del big data para obtener unos resultados estimativos cada vez más fiables. Estos datos siempre es conveniente que sean valorados y procesados por profesionales del sector.

– Dejar algo tan importante como la tasación y fijación del precio de partida de la venta de la vivienda en manos de técnicos cualificados. Los modelos basados en datos deben ser herramientas que ayuden a estos profesionales, pero solo como una más de tantas utilidades auxiliares.

A la hora de valorar de manera profesional un piso en Madrid confía solo en profesionales cualificados. Consulta con nosotros y te asesoraremos adecuadamente.

CONTACTA AHORA