Gastos al comprar una vivienda en Madrid

Gastos al comprar una vivienda en Madrid

Uno de los asuntos que más preguntas suscita es sobre los gastos al comprar una vivienda en Madrid. ¿Qué gastos tiene que soportar el comprador una vez que cierra el trato? Es normal la confusión debido a los últimos acontecimientos y sentencias encontradas. A continuación se despejan estas dudas.

Gastos al comprar una vivienda en Madrid

En términos generales, los gastos al comprar una vivienda serán los devenidos por la formalización de la escritura pública en la notaría, los relacionados con la inscripción en el Registro de la Propiedad y los impuestos correspondientes. La plusvalía municipal será el único que corra a cargo del vendedor.

Gastos de la hipoteca: un caso aparte

Estos varían en cada caso y tendrán que ser sumados al conjunto.

Los gastos de la notaría, fijados de antemano

Los gastos al elevar la compra de la vivienda a escritura pública en el notario están fijados por normativa y dependen del importe de la compra. A mayor valor, más cuesta la escritura. El número de copias o la extensión de las escrituras también influye en su precio.

La inscripción en el Registro, también fijada por normativa

Al igual que sucede con los gastos notariales, los generados por la inscripción de la compra en el Registro están estipulados por normativa y varían en función del importe de la transacción de compra-venta.

Los impuestos o el gasto más variable

En este caso, estos impuestos se pueden dividir o explicar a través de dos supuestos.

Cuando la vivienda es nueva o se entrega por primera vez

Se paga el IVA o, lo que es lo mismo, un 10 % del valor de la vivienda. En este tipo de casos no solo entran las viviendas de nueva construcción, sino también aquellas que hayan estado alquiladas a través de una promotora de vivienda y que pasan a ser vendidas a los ocupantes. Si, por el contrario, quienes compraran no fueran esos inquilinos, ya no se habla de este caso.

Hay que subrayar ese 10 % frente al 21 % general. Un 10 % que habrá que gravar siempre que se trate de edificaciones en las que más del 50 % de sus superficies se destine a viviendas. Un dato a tener también muy en cuenta.

El comprador le paga ese IVA al vendedor, quien será el responsable de ingresar el impuesto en la Hacienda Pública cuando declare la transacción. Es decir, si se compra en Madrid una vivienda con esta consideración, este 10 % se debe pagar al promotor.

Cuando la vivienda es de segunda mano

En este caso hay que pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. Un impuesto sobre el precio escriturado y que varía según la Comunidad Autónoma. En el caso de Madrid, asciende al 6 %.

A este impuesto habría que sumar el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentado que es el que se desprende de la firma en el notario y de la inscripción en el Registro. Desde finales de 2018, la Ley establece que sean los bancos quienes paguen este impuesto.

Contacta con nosotros si tienes dudas acerca de los gastos al comprar una vivienda en la capital.

CONTACTA AHORA